Halógenos

Bromo


Fecha de descubrimiento
1826

Descubierto por
Antoine-Jérôme Balard en Francia y Carl Löwig en Alemania

Origen del nombre
El nombre deriva del griego ‘bromos’, que se traduce como «hedor»

Grupo
Halógenos
# Grupo 17 Punto de fusión −7,2 °C, 19 °F, 266 K
Periodo 4 Punto de ebullición 58,8 °C, 137,8 °F, 332 K
Número Atómico 35 Densidad (g/cm3) 3,1028
Configuración Electrónica [Ar] 3d104s24p5 Masa atómica relativa
79,904
Bloque p Isótopos clave 79Br

Historia

El bromo fue descubierto en 1826 por el químico francés Antoine-Jérôme Balard, quien se encontraba investigando el agua salada de Montpellier, en Francia. Luego de que la mayoría de salmuero se evaporó de su muestra, la puso en contacto con gas de cloro, lo cual dejó como resultado un líquido rojo y pestilente. Este se trataba de un nuevo elemento, y así se lo comunicó a la Academia de Francia en el mismo año. El bromo comenzó a ser extraído en grandes cantidades a partir de 1860.

Propiedades y abundancia

El bromo es un líquido denso y aceitoso de color rojo y olor intenso. Este se puede encontrar en forma de bromuro en gran parte de los seres vivos, aunque no tiene un papel biológico específico en el ser humano. Aun así, este elemento es tóxico, puede irritar la garganta y los ojos, y puede producir llagas al alcanzar la piel. En su momento, fue el primer elemento en ser extraído del mar, aunque este método se ha encarecido y actualmente sólo es rentable en el Mar Muerto (cuya concentración es de hasta el 0,5%). Así pues, el bromo se extrae mayoritariamente de los depósitos naturales de salmuera por electrólisis. El bromo tiene una concentración en la corteza terrestre de 0,88 ppm. Los tres mayores productores del planeta son Estados Unidos, China e Israel; mientras que las mayores reservas se encuentran en Estados Unidos, China y España.

Usos

El bromo es utilizado en la elaboración de colorantes, productos agrícolas de origen químico, fármacos y productos químicos intermedios; aunque gran parte de estos productos está siendo reemplazado debido a su impacto ambiental. Los compuestos del bromo se pueden emplear como retardantes de llama bromados, que son aplicados a productos textiles, productos electrónicos y cubiertas plásticas para reducir su inflamabilidad. No obstante, al igual que antes, algunos países como Estados Unidos han prohibido esta aplicación del bromo por su toxicidad. Por su parte, los organobromuros se emplean para fabricar extintores que puedan apagar incendios en aviones, museos y tanques. El bromuro de plata se usa en la fotografía de la industria cinematográfica; y el 1,2-di-bromoetano se usaba anteriormente como un agente antidetonante cuando todavía se utilizaban combustibles con plomo.

Quis autem vel eum iure reprehenderit qui in ea voluptate velit esse quam nihil molestiae consequatur, vel illum qui dolorem?

Temporibus autem quibusdam et aut officiis debitis aut rerum necessitatibus saepe eveniet.

Copyright © 2015 Flex Mag Theme. Theme by MVP Themes, powered by Wordpress.

To Top