Metales alcalinos

Cesio


Fecha de descubrimiento
1860

Descubierto por
Gustav Kirchhoff y Robert Bunsen

Origen del nombre
El nombre deriva del latín ‘caesius’, que traduce «azul cielo», debido a que su llama es de ese color

Grupo
Metales alcalinos
# Grupo 1 Punto de fusión 28,5 °C, 83,3 °F, 301,7 K
Periodo 6 Punto de ebullición 671 °C, 1240 °F, 944 K
Número Atómico 55 Densidad (g/cm3) 1,87
Configuración Electrónica [Xe] 6s1 Masa atómica relativa
132,90
Bloque s Isótopos clave 133Cs

Historia

El descubrimiento del cesio se remonta a 1846, cuando Carl Plattner se encontraba investigando la polucita, describiendo hasta el 93% de sus componentes. No obstante, confundió el cesio con sodio y potasio, por lo cual no desentraño la existencia de este elemento. En cambio, Robert Bunsen y Gustav Kirchhoff si lograron identificar este nuevo elemento en las aguas minerales de Durkheim, al ver en su espectrómetro líneas que no supieron reconocer. Tras varios procedimientos, estos químicos consiguieron producir 7 gramos de cloruro de cesio; aunque no pudieron aislar el cesio metálico. Este fue obtenido finalmente por el químico sueco Carl Theodor Setterberg en la Universidad de Bonn, quien lo extrajo por electrólisis del cianuro de cesio fundido (CsCN).

Propiedades y abundancia

El cesio es un metal suave y dorado que explota con el agua y reacciona al entrar en contacto con el aire. El cesio tiene una abundancia de 3 ppm en la corteza terrestre. Este elemento se puede encontrar mayoritariamente en minerales como la lepidolita y la polucita. Este último se halla en grandes cantidades en los Estados Unidos y Canadá, cuya mayor reserva está en el lago Bernic, Manitoba. Aun así, la mayoría del cesio producido para su comercialización se obtiene como un subproducto del procesamiento del litio.

Usos

El cesio se usa en los relojes atómicos, el cual tiene una importancia fundamental para la telefonía móvil, internet y los satélites de GPS. Este también se utiliza en las celdas fotoeléctricas, los contadores de centelleo, las lámparas de señal infrarroja, instrumentos espectrográficos, bulbos de radio y aparatos ópticos. Los compuestos del cesio se usan mayoritariamente como fluidos de perforación, aunque también tienen aplicaciones en la fabricación de vidrios ópticos especiales, equipos para monitorear radiación y tubos de vacío. También funcionan como promotores de catalizador. Si bien el cesio no tiene una función biológica determinada, compuestos como el cloruro de cesio representan un riesgo menor para la salud. Aun así, el cesio-137 se usa en la braquiterapia para tratar el cáncer.

Quis autem vel eum iure reprehenderit qui in ea voluptate velit esse quam nihil molestiae consequatur, vel illum qui dolorem?

Temporibus autem quibusdam et aut officiis debitis aut rerum necessitatibus saepe eveniet.

Copyright © 2015 Flex Mag Theme. Theme by MVP Themes, powered by Wordpress.

To Top