Metales del bloque p

Galio


Fecha de descubrimiento
1875

Descubierto por
Paul-Émile Lecoq de Boisbaudran

Origen del nombre
El nombre deriva del latín ‘Gallia’, que era como se conocía anteriormente al territorio de la actual Francia

Grupo
Metales del bloque p
# Grupo 13 Punto de fusión 29,76 °C, 85,57 °F, 302,91 K
Periodo 4 Punto de ebullición 2229 °C, −4044 °F, 2502 K
Número Atómico 31 Densidad (g/cm3) 5,91
Configuración Electrónica [Ar] 3d104s24p1 Masa atómica relativa
69,723
Bloque p Isótopos clave 69Ga

Historia

El galio fue descubierto en 1875 por el químico francés Paul-Émile Lecoq de Boisbaudran, quien se encontraba estudiando una muestra de zinc en París cuando observó una línea violeta desconocida en el espectrómetro. Inmediatamente, Lecoq trabajó y consiguió aislar este metal en noviembre del mismo año, anunciando su descubrimiento en diciembre ante la Academia de Ciencias de Francia. Pese a esto, Medeléyev ya había predicho la existencia de este elemento, pues en su tabla periódica había un espacio vacío para el galio, por lo cual sus propiedades ya eran conocidas antes de que el elemento fuera descubierto.

Propiedades y abundancia

El galio es un metal suave de color blanco plateado con una apariencia similar a la del aluminio. Trazas de este elemento se pueden encontrar en minerales como la germanita, la bauxita, el diásporo, la esfalerita y el carbón; aunque por lo general se produce como un subproducto de la refinación del zinc. Los tres mayores productores de galio en el mundo son China, Alemania y Kazajistán. Este elemento tiene una concentración de 16 ppm en la corteza terrestre, aunque se desconoce en qué lugar se encuentran las mayores reservas.

Usos

El galio se utiliza principalmente como componente de los semiconductores en forma de arseniuro de galio. Este se puede ver en los bombillos LED de color rojo y en los paneles solares que tuvo la misión Mars Exploration Rover. Debido a sus propiedades, se usa en aleaciones para que tengan un punto de fusión bajo y un punto de ebuliición muy alto. Por su parte, el nitruro de galio también se emplea como semiconductor, el cual se puede encontrar en las luces LED de colores ver y azul, el Blu-ray, los sensores táctiles y los teléfonos móviles. En la actualidad, se sabe que el galio no tiene ningún papel biológico y que tampoco es tóxico para el organismo.

Quis autem vel eum iure reprehenderit qui in ea voluptate velit esse quam nihil molestiae consequatur, vel illum qui dolorem?

Temporibus autem quibusdam et aut officiis debitis aut rerum necessitatibus saepe eveniet.

Copyright © 2015 Flex Mag Theme. Theme by MVP Themes, powered by Wordpress.

To Top