Lantánidos

Holmio


Fecha de descubrimiento
1878

Descubierto por
Per Teodor Cleve, en Suecia, y Louis Soret y Marc Delafontaine en Suiza, de forma independiente

Origen del nombre
El nombre de la forma latina de Estocolmo, capital de Suecia, ‘Holmia’

Grupo
Lantánidos
# Grupo Lantánidos Punto de fusión 1472 °C, 2682 °F, 1745 K
Periodo 6 Punto de ebullición 2700 °C, 4892 °F, 2973 K
Número Atómico 67 Densidad (g/cm3) 8,80
Configuración Electrónica [Xe] 4f116s2 Masa atómica relativa
164,93
Bloque f Isótopos clave 165Ho

Historia

El holmio fue descubierto de forma independiente por los químicos suizos Louis Soret y Marc Delafontaine en Ginebra, y por el químico sueco Per Teodor Cleve en Uppsala. Tantos los unos como el otro se encontraban analizando una muestra itrio, la cual contenía trazas de otras tierras raras (lantanoides), como el erbio, del cual se extrajo el iterbio poco después. Por su parte, Cleve separó el holmio del erbio tras descubrir una incosistencia en el peso de su muestra; mientras que los suizos procedieron a extraer el holmio tras observar en su espectrómetro unas líneas desconocidas, lo cual indicaba que estaban ante la presencia de un nuevo elemento. Pese a que los tres descubrieron el elemento, no se tiene certeza de que alguno de ellos haya obtenido holmio puro.

Propiedades y abundancia

El holmio es un metal brillante de color plateado. Este se puede encontrar en los mismos minerales en los que se encuentran los demás lantanoides, como la monacita y la bastnasita (aunque en menor medida). De estos, se puede extraer con solventes o por intercambio iónico. Sus tres mayores productores son China, Rusia y Malasia. Con una abundancia de 0,3 ppm en la corteza terrestre, las mayores reservas de homio se encuentran en China, la Comunidad de Estados Independientes y los Estados Unidos.

Usos

A diferencia de otros lantánidos, el holmio no tiene muchas aplicaciones prácticas. Se le utiliza como catalizar en algunas reacciones dentro de la industria química, en la elaboración de dispositivos electrónicos, en láseres útiles para la medicina, en filtros de vidrio para quipos de espectrocospía y estudios de ondas UV, en la fabricación de ciertos imanes y en los reactores nuclearas para controlar las reacciones en cadena. El holmio no tiene una función biológica determinada y tampoco es tóxico para el cuerpo humano.

Quis autem vel eum iure reprehenderit qui in ea voluptate velit esse quam nihil molestiae consequatur, vel illum qui dolorem?

Temporibus autem quibusdam et aut officiis debitis aut rerum necessitatibus saepe eveniet.

Copyright © 2015 Flex Mag Theme. Theme by MVP Themes, powered by Wordpress.

To Top