Actínidos

Lawrencio


Fecha de descubrimiento
1965

Descubierto por
Georgy Flerov y su equipo en Dubna, Rusia; e independientemente por Albert Ghiorso y su equipo en Berkeley, Estados Unidos

Origen del nombre
El nombre fue puesto en honor de Ernest O. Lawrence, el físico que inventó el ciclotrón

Grupo
Actínidos
# Grupo Actínidos Punto de fusión 1627 °C, 2961 °F, 1900 K
Periodo 7 Punto de ebullición Desconocido
Número Atómico 103 Densidad (g/cm3) 0.000082
Configuración Electrónica [Rn] 5f147s27p1 Masa atómica relativa
262
Bloque f Isótopos clave 262Lr

Historia

El descubrimiento del lawrencio se remonta a 1958, cuando un grupo de investigadores del Laboratorio de Berkeley de la Universidad de California bombardeó un objetivo de curio con partículas de nitrógeno, a partir de lo cual consiguieron el isótopo lawrencio-257, el cual tiene una vida media de tan solo 0,6 segundos. Dos años después, con el fin de obtener un isótopo más estable, bombardearon californio con partículas de boro, pero fallaron en su intento de producir lawrencio-259. Un año después, bombardearon un objetivo de curio con partículas de boro y obtuvieron nuevamente lawrencio-257. Para 1965, el Instituto Conjunto de Investigaciones Nucleares de la Unión Soviética, conocido como JINR por sus siglas, consiguió el isótopo-256 al bombardear exitosamente americio. Luego de esto, analizaron el trabajo realizado por el Laboratorio de Berkeley y concluyeron que sus experimentos fueron fallidos y sus conclusiones erróneas, razón por la cual se autoproclamaron como los descubridores del elemento número 103. La discusión fue elevada a los sindicatos internacionales de químicos puros, quienes decidieron otorgarle el mérito del descubrimiento a los estadounidenses.

Propiedades y abundancia

El lawrencio es un metal radiactivo que no se puede encontrar en la naturaleza debido a la corta vida media de sus isótopos, por lo cual sólo puede obtenerse sintéticamente al bombardear otro elemento con partículas alfa. En la actualidad, se conocen 12 radioisótopos del lawrencio, los cuales tienen una masa que va desde el 252 hasta el 262 y otro isótopo con un número másico de 266. Además de estos, se conoce un isómero nuclear con una masa de 253. De todos, el isótopo más estable es el lawrencio-266, el cual tiene una vida media de tan solo diez horas. Luego de este, los isótopos con vidas más largas son el lawrencio-262, con 3,6 horas de vida; el lawrencio-261, con 44 minutos de vida; el lawrencio-260, con 2,7 minutos de vida; el lawrencio-256, con 27 segundos de vida; y el lawrencio-255, con 22 segundos de vida. Todos los demás tienen una vida media menor a los 20 segundos, llegando incluso a los 390 milisegundos, en el caso del lawrencio-252. El lawrencio no tiene una función biológica determinada y es tóxico para el cuerpo humano por su radiactividad.

Usos

Debido a su escasez, al coste de su producción, a su corta vida media de sus isótopos y a su radiactividad, el lawrencio no tiene aplicaciones más allá de la investigación científica.

Quis autem vel eum iure reprehenderit qui in ea voluptate velit esse quam nihil molestiae consequatur, vel illum qui dolorem?

Temporibus autem quibusdam et aut officiis debitis aut rerum necessitatibus saepe eveniet.

Copyright © 2015 Flex Mag Theme. Theme by MVP Themes, powered by Wordpress.

To Top