Metales de transición

Molibdeno


Fecha de descubrimiento
1781

Descubierto por
Peter Jacob Hjelm

Origen del nombre
El nombre deriva del griego ‘molybdos’, que traduce «como el plomo», un elemento con el cual se le confundía anteriormente

Grupo
Metales de transición
# Grupo 6 Punto de fusión 2622 °C, 4752 °F, 2895 K
Periodo 5 Punto de ebullición 4639 °C, 8382 °F, 4912 K
Número Atómico 42 Densidad (g/cm3) 10,2
Configuración Electrónica [Kr] 4d55s1 Masa atómica relativa
95,95
Bloque d Isótopos clave 95Mo, 96Mo, 98Mo,

Historia

La molibdenita (disulfuro de molibdeno, MoS2), un mineral suave de color negro parecido al grafito, era conocido anteriormente como un mineral de plomo. Ya para 1778, el químico sueco Carl Wilhelm Scheele estudió la molibdenita y demostró que no estaba compuesto ni por grafito ni por plomo sino por un metal que no logró identificar. Este análisis fue confirmado por varios científicos, aunque no se consiguió aislarlo. En su lugar, se redujo hasta un óxido que, al combinarse con agua, formaba el ácido molíbdico (H2MoO4). La extracción del metal fue heredada por Peter Jacob Hjelm, quien molió carbono con ácido molíbdico y aceite de linaza hasta conseguir una sustanciosa pastosa, la cual más tarde calentó hasta que finalmente consiguió el molibdeno metálico. El descubrimiento de este elemento se anunció en 1781.

Propiedades y abundancia

El molibdeno es un metal brillante de color plateado que se pueden encontrar en varios minerales, principalmente en la molibdenita. Para su comercialización, se tuesta este mineral para obtener óxido de molibdeno, a partir del cual se consigue el molibdeno metálico. Este elemento tiene una concentración de 0,8 ppm en la corteza terrestre, teniendo sus mayores reservas en China, Estados Unidos y Chile. Por esta razón, estos tres países son sus mayores productores en el mundo.

Usos

El molibdeno se comercializa principalmente en forma de polvo, el cual es comprimido a presiones altas debido a su alto punto de fusión. Este metal se usa mayoritariamente para elaborar aleaciones, como el acero, aumentando su dureza, resistencia al desgaste a la corrosión y conductividad eléctrica. Estas aleaciones se usan en partes de motores, taladros, elementos para la calefacción y hojas de sierras. No obstante, el molibdeno también tiene otras aplicaciones en la industria del petróleo como catalizador y para producir electrodos, placas de circuitos y pigmentos. Por su parte, el disulfuro de molibdeno se usa como aditivo lubricante. Pese a que el molibdeno es esencial para las plantas y los animales, pues es utilizado por cerca de 50 enzimas distintas como la nitrogenasa, este elemento resulta tóxico en cantidades considerables.

Quis autem vel eum iure reprehenderit qui in ea voluptate velit esse quam nihil molestiae consequatur, vel illum qui dolorem?

Temporibus autem quibusdam et aut officiis debitis aut rerum necessitatibus saepe eveniet.

Copyright © 2015 Flex Mag Theme. Theme by MVP Themes, powered by Wordpress.

To Top