Alcalinotérreos

Radio


Fecha de descubrimiento
1898

Descubierto por
Marie Curie y Pierre Curie

Origen del nombre
El nombre proviene del latín ‘radius’, que traduce «rayo»

Grupo
Alcalinotérreos
# Grupo 2 Punto de fusión 696 °C, 1285 °F, 969 K
Periodo 7 Punto de ebullición 1500 °C, 2732 °F, 1773 K
Número Atómico 88 Densidad (g/cm3) 5
Configuración Electrónica [Rn] 7s1 Masa atómica relativa
226
Bloque s Isótopos clave 226Ra

Historia

El radio fue descubierto en 1898 por los químicos Marie Curie y su esposo Pierre Curie. Estos consiguieron extraer un 1 mg de radio de 10 toneladas de uraninita (óxido de uranio, U3O8), lo cual supone un logro excepcional si se tienen en cuenta los métodos de separación química que estaban disponibles en aquella época. Tras estudiar el mineral, descubrieron el radio al descubrir líneas desconocidas para sus espectrómetros. Descubrieron además que la muestra obtenida del elemento brillaba con un suave color azul en la oscuridad debido a su alta radioactividad, la cual excitaba el aire que la circundaba. En 1911, luego de la muerte de Pierre Curie en 1906, Marie Curie y el químico francés André Debierne consiguieron aislar radio metálico por electrólisis del cloruro de radio, utilizando un cátodo de mercurio sobre el cual se disolvió el radio. Este después fue calentado para destilar el mercurio y dejar atrás el radio metáico.

Propiedades y abundancia

El radio es un metal suave, brillante y radioactivo de color plateado. Este elemento se puede encontrar en todos los minerales del uranio, por lo que puede extraerse como un subproducto de la refinación de dicho elemento. De todos los minerales del de uranio del planeta, los de Canadá y los de la República Democrática del Congo son los que tienen los niveles más altos de radio. Aun así, con una abundancia de 0,0000009 ppm en la corteza terrestre, el radio es uno de los elementos menos abundantes de la Tierra. En la actualidad, el elemento se obtiene al sacar las barras de combustible inoperantes de los reactores nucleares. La producción de este elemento no sobrepasa los 100 gramos por año, debido a su escasez y a sus pocas aplicaciones. El radio no tiene una función biológica determinada y es tóxico para el cuerpo humano debido a su alta radioactividad.

Usos

Debido a su alta radioactividad, el radio tiene pocas aplicaciones comerciales. Anteriormente, solía utilizarse en pinturas luminosas para relojes y otros objetos; aunque tiempo después se prohibió este uso por el peligro que representaba para la salud. En la actualidad, el isótopo radio-223 se emplea en el tratamiento del cáncer de próstata cuando este ya se ha diseminado por los huesos. De igual forma, dado que este elemento se encuentra en el mismo grupo del calcio, principal componente de los huesos, se usa para eliminar las células cancerosas en el tejido óseo.

Quis autem vel eum iure reprehenderit qui in ea voluptate velit esse quam nihil molestiae consequatur, vel illum qui dolorem?

Temporibus autem quibusdam et aut officiis debitis aut rerum necessitatibus saepe eveniet.

Copyright © 2015 Flex Mag Theme. Theme by MVP Themes, powered by Wordpress.

To Top