Metales alcalinos

Rubidio


Fecha de descubrimiento
1861

Descubierto por
Gustav Kirchhoff y Robert Bunsen

Origen del nombre
El nombre deriva del latín ‘rubidius’, que traduce rojo oscuro

Grupo
Metales alcalinos
# Grupo 1 Punto de fusión 39,30 °C, 102,74 °F, 312,45 K
Periodo 5 Punto de ebullición 688 °C, 1270 °F, 961 K
Número Atómico 37 Densidad (g/cm3) 1,53
Configuración Electrónica [Kr] 5s1 Masa atómica relativa
85,468
Bloque s Isótopos clave 85Rb, 87Rb

Historia

La lepidolita, un mineral de litio y potasio, fue descubierto en 1760. Este mineral llamó la atención de los científicos por su extraño comportamiento, pues al calentarse entre carbones encendidos, se hizo espuma y más tarde se cristalizó en forma de vidrio. Tras analizado, se demostró que el vidrio tenía potasio, litio y una sustancia desconocida. Un siglo después, en 1861, los químicos alemanes Gustav Kirchhoff y Robert Bunsen, adscritos a la Universidad de Heidelberg, disolvieron la lepidolita en ácido y precipitaron el potasio, quedando como producto un metal alcalino pesado. Tras lavar con agua hirviendo el precipitado, consiguieron eliminar el potasio de la muestra y se dieron cuenta de que estaban ante la presencia de una sustancia desconocida. Tras ser analizada con un espectrómetro, identificaron dos líneas de color rojo rubí nunca antes vistas, con lo cual quedó claro que se trataba de un nuevo elemento. Debido al rojo de sus líneas, decidieron llamarla rubidio. Ya para 1928, finalmente se consiguió producir una muestra pura de metal de rubidio.

Propiedades y abundancia

El rubidio es un metal blando que reacciona con el agua y se inflama al entrar en contacto con el aire. Este se puede encontrar en minerales como la carnalita, la lepidolita, la polucita y la leucita. El rubidio se obtiene para su comercialización principalmente de la lepidolita como subproducto tras la extracción de litio. El rubidio también se puede encontrar y explotar de las salmueras y los minerales de potasio. La concentración de este elemento en la corteza terrestre es de 90 partes por millón.

Usos

El rubidio se utiliza principalmente con fines investigativos. Se emplea en las fotocélulas, en la producción de vidrios especiales y en la eliminación de oxígeno de los tubos de vacío. Debido a que es fácil ionizarlo, se pensó que podría ser útil para los motores iónicos, aunque más tarde se demostró que el cesio era más efectivo. También se ha investigado su uso para generadores termoeléctricos y turbinas de vapor como fluido de trabajo. Por su parte, el nitrato de rubidio se utiliza en los fuegos artificiales para dotarlos de color púrpura. Dado que el rubidio tiene una ligera radioactividad, es útil para localizar tumores cerebrales, pues se acumula en estos y no en los tejidos sanos. A pesar de que el rubidio no es tóxico y tampoco tiene un papel para nuestro organismo, se sabe que tenemos al menos medio gramo de este en nuestro cuerpo debido a que se encuentra en los alimentos que ingerimos y a que tiene similitud con el potasio.

Quis autem vel eum iure reprehenderit qui in ea voluptate velit esse quam nihil molestiae consequatur, vel illum qui dolorem?

Temporibus autem quibusdam et aut officiis debitis aut rerum necessitatibus saepe eveniet.

Copyright © 2015 Flex Mag Theme. Theme by MVP Themes, powered by Wordpress.

To Top