No metales

Selenio


Fecha de descubrimiento
1817

Descubierto por
Jöns Jacob Berzelius

Origen del nombre
El nombre deriva de ‘Selene’, diosa griega de la Luna

Grupo
No Metales
# Grupo 16 Punto de fusión 220,8 °C, 429,4 °F, 494 K
Periodo 4 Punto de ebullición 685 °C, 1265 °F, 958 K
Número Atómico 34 Densidad (g/cm3) 4,809
Configuración Electrónica [Ar] 3d104s24p4 Masa atómica relativa
78,97
Bloque p Isótopos clave 80Se

Historia

El selenio fue descubierto en 1817 por el químico sueco Jöns Jacob Berzelius mientras estaba trabajando en una fábrica de ácido sulfúrico en Estocolmo. Este sentía gran curiosidad por un sedimento marrón rojizo que se formaba al fondo de las cámaras donde se hacía el ácido, pensando que se trataba de telurio por su olor a rábanos. Luego de estudiarlo detenidamente, se dio cuenta de que se trataba de un nuevo elemento con características intermedias entre el telurio y el azufre. Tras pasar algún tiempo estudiándolo, Berzelius enfermó por la manipulación de selenio, el cual absorbió a través de la piel.

Propiedades y abundancia

El selenio es un semimetal que puede encontrarse en dos formas: bien como un polvo rojo o bien como un metal plateado. Este se puede encontrar en algunos minerales inusuales, como el cristal de seleniuro. Gran parte del selenio producido actualmente se consigue mediante los lodos de ánodos que se obtienen tras el refinamiento del cobre. Estos lodos se funden o tuestan con ácido sulfúrico o carbonato de socio. Este elemento tiene una concentración de 0,13 ppm en la corteza terrestre. Los tres mayores productores del planeta son Japón, Alemania y Bélgica; mientras que las mayores reservas se encuentran en Rusia, Chile y Perú.

Usos

El selenio se utiliza principalmente como un aditivo del vidrio, pues algunos de sus compuestos lo decoloran o le dan un tono rojizo intenso. Este elemento también se puede utilizar en el vidrio arquitectónico para reducir la transmisión de luz solar; como aditivo para el acero inoxidable; y para fabricar pigmentos para pintura, plástico y cerámica. Debido a su acción fotoconductora y fotovoltaica, se usa para fotocopiadoras, fotocélulas y células solares. Dado que es capaz de transformar la energía alterna en corriente, se emplea también en rectificadores. Como el selenio es acaba con los hongos del cuero cabelludo, se aplica en ciertas cantidades en los champús anticaspa. El selenio también es un oligoelemento vital para varias especies animales, incluida el ser humano. El cuerpo de una persona alberga cerca de 14 miligramos de selenio, por lo que su ausencia puede provocar problemas de salud. Aun así, puede ser teratogénico y cancerígeno si se consume en exceso.

Quis autem vel eum iure reprehenderit qui in ea voluptate velit esse quam nihil molestiae consequatur, vel illum qui dolorem?

Temporibus autem quibusdam et aut officiis debitis aut rerum necessitatibus saepe eveniet.

Copyright © 2015 Flex Mag Theme. Theme by MVP Themes, powered by Wordpress.

To Top