Lantánidos

Tulio


Fecha de descubrimiento
1879

Descubierto por
Per Teodor Cleve

Origen del nombre
El nombre proviene del antiguo nombre de Escandinavia

Grupo
Lantánidos
# Grupo Lantánidos Punto de fusión 1545 °C, 2813 °F, 1818 K
Periodo 6 Punto de ebullición 1950 °C, 3542 °F, 2223 K
Número Atómico 69 Densidad (g/cm3) 9,32
Configuración Electrónica [Xe] 4f136s2 Masa atómica relativa
168,93
Bloque f Isótopos clave 169Tm

Historia

El tulio fue descubierto por el químico sueco Per Teodor Cleve en 1879, mientras trabajaba en la Universidad de Uppsala. La historia de este decubrimiento se remonta a 1794, cuando se identificó por primera vez el itrio, el primer lantánido o tierra rara conocida. No obstante, la muestra del elemento estaba contaminada de otros lantanoides, razón por la cual se extrajeron después erbio y terbio. Fue precisamente del erbio de la cual Cleve extrajo el tulio, al observar que el peso atómico de este variaba según el lugar de donde se extrajera la muestra. Aun así, no fue sino hasta 1911 cuando el químico y científico estadounidense Theodore William Richards aisló tulio puro a partir de repetidas recristalizaciones del bromato de tulio. De esta manera, pudo determinar el peso atómico exacto del elemento.

Propiedades y abundancia

El tulio es un metal brillante de color plateado. Al igual que otros lantanoides, este se puede encontrar combinado en varios minerales, principalmente en la monacita, que está conformada hasta por 20 partes por millón de este elemento. De la monacita se puede extraer por medio de solventes o intercambio iónico, aunque el tulio metálico se extrae para su comercialización al reducir óxido de tulio con lantano o al reducir fluoruro anhidro de tulio con calcio. Así, sus mayores productores en el planeta son China, Rusia y Malasia. El tulio tiene una abundancia de 0,3 ppm en la corteza terrestre, teniendo sus mayores reservas en China, la Comunidad de Estados Independientes y Estados Unidos. El tulio no tiene ninguna función biológica y no es tóxico para el cuerpo humano.

Usos

El tulio, a diferencia de otros lantánidos, no tiene muchas aplicaciones. En una aleación con homio, cromo y aluminio de itrio, se usa como un material láser de alta eficiencia, teniendo aplicaciones en la medicina, en la ingeniería militar y en la meteorología. Debido a que los láseres con tulio logran una gran eficiencia en cuanto a ablación superficial, pues producen una coagulación mínima tanto en el agua como en el aire, se han empleado recientemente en la cirugía láser. Por otro lado, a pesar de que su elevado costo, los dispositivos portátiles de rayos X en algunas ocasiones utilizan tulio, logrando una vida útil de hasta un año. Estas fuentes radiactivas se emplean en la odontología, la medicina, la industria electrónica y la industria mecánica. De igual forma, el isótopo tulio-170 se usa en la braquiterapia para tratar el cáncer. Más allá de estas aplicaciones, el tulio también se puede encontrar en superconductores de altas temperaturas, en ferritas, en iluminación de arco y en algunos billetes para diferenciarlos de los falsos.

Quis autem vel eum iure reprehenderit qui in ea voluptate velit esse quam nihil molestiae consequatur, vel illum qui dolorem?

Temporibus autem quibusdam et aut officiis debitis aut rerum necessitatibus saepe eveniet.

Copyright © 2015 Flex Mag Theme. Theme by MVP Themes, powered by Wordpress.

To Top